Relación Comercial entre México-China

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados tiene una breve reseña de la evolución de las transacciones comerciales entre ambos países, México y China. Destacando algunos aspectos que se enunciarán a continuación.

En 1990 México exportó a China 9 mdd (0.02% del total exportado) e importó 15.8 mdd (0.04% del total importado), con un déficit en contra de 6.8 mdd. En 2004 nuestras exportaciones a ese país se incrementaron a 466.7 mdd (0.25% del total) pero las importaciones se dispararon a 14,457.7 mdd (7.58% del total), lo que significó un déficit en contra por 13 mil 991 mdd. En 2004 México ocupaba el lugar 27 entre los proveedores de China, mientras que este país se ha constituido en el segundo proveedor más importante para México.

El acelerado crecimiento de las exportaciones chinas hacia México reflejan,  en parte, el desigual ritmo de crecimiento que han registrado ambas economías en los últimos años. Entre 1980 y 1990 China creció a un ritmo de 9.2 por ciento en promedio anual y México en 2.5 por ciento, y en la década 1991-2000 el primero lo hizo en 10.1 y el segundo en 3.5 y en el periodo 2001-2005 las tasas de crecimiento promedio anual en estas economías fueron de 8.6 y 1.9 por ciento, respectivamente.

No obstante el bajo costo de la mano de obra China, entre 40 y 60 centavos de dólar por hora y la de México que va de 47 centavos de dólar por hora (salario mínimo al primer semestre de 2005) a 1.87 dólares por hora (salario base de cotización al IMSS), ambos países han disminuido su nivel de competitividad y perdido terreno frente a otros países, aún cuando China ha mejorado en otros indicadores de productividad que lo hacen más competitivo que México en los mercados mundiales, así como para atraer inversiones.

Lo anterior, además del deterioro en nuestros términos de intercambio, ha llevado a China a desplazar a México del mercado estadounidense, pasando a ser el segundo proveedor de Estados Unidos después de Canadá, mientras que México ha pasado a ocupar el tercer sitio. Así, mientras que en 1985 México participó con el 8.3% en las importaciones totales de Estados Unidos ese año, la participación de China fue de solamente 6.1%; para 2005 se invirtió dicha relación, se espera que México participe con el 8.7% y China con el 10.9%. 

Los primeros contactos comerciales entre China y México (Nueva España) se iniciaron en 1571 con la fundación de Manila y el nacimiento del comercio transpacífico y mundial. Como Fynn y Giradles afirman: “el comercio sustancial y continuo entre Asia y América no existe antes de la fundación de la ciudad de Manila”. De hecho, el rentable comercio transpacífico financió las ambiciones geo-militares del imperio español en aguas asiáticas. El repentino surgimiento del substancial comercio entre Acapulco, Manila y China continental dependió básicamente de dos industrias: la plata, producida en la América española y con destino final el mercado de China; y la seda, producida en China y destinada a la América española.

El intercambio comercial entre México y China surge tras la conquista de México y las Filipinas por parte de España en el siglo XVI, sucesos que habrían de permitirle al imperio español extender sus dominios en España donde estableció una ruta marítima que iba de China al puerto de Manila en las Filipinas, y de ahí al puerto de Acapulco en la costa de Nueva España. De este modo, México sirvió de puente comercial entre Asia y Europa durante los años del período colonial. Entre dos y cuatro veces al año, los galeones españoles zarpaban de Veracruz con las mercancías orientales que previamente habían arribado desde Manila, a las costas de Acapulco en la  célebre Nao de China.

Un siglo y medio después el intercambio comercial entre China y México se restableció. No obstante, en los años sesenta el comercio entre China y México fue esporádico e insignificante; en ese tiempo China exportó a México algunos productos para uso industrial y artículos de consumo como bolsas, discos, manufacturas de madera, pelucas, juguetes, por valor de algunos miles de pesos de la época e importó de México algodón en rama por valor de 30.8 millones de pesos (mdp) en 1965, ópalos tallados por valor de 55,000 pesos en 1966 y algodón en rama por valor de 54 mdp en 1971. A partir de los años ochenta el intercambio comercial entre estos dos países ha tenido un crecimiento sin precedentes, sobre todo los flujos de China hacia México.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s